Los Hongos Tibetanos ¿sirven o no sirven?

Al leer acerca de los resultados experimentados por las personas que consumen el agua de los Hongos Tibetanos, es posible que quedemos perplejos al ver cómo algunas personas tienen experiencias tan positivas, mientras otras se preguntan cuánto deben esperar por ver resultados.

Es natural que surja la pregunta: Los Hongos Tibetanos ¿sirven o no sirven? Quizá la respuesta tenga que ver con una campana muy especial. No emite sonido, pero es fundamental para estudiar los hechos estadísticos que se desean comprender, especialmente cuando la muestra de casos es amplia y al azar.

Campana de Gauss

La campana de Gauss es la representación gráfica de una función estadística llamada Función Gaussiana, llamada así en honor a Carl Friederich Gauss, matemático y físico alemán, quien nos heredó esta importante herramienta para representar cómo se distribuyen los datos normales en una muestra al azar.

Qué tiene que ver la Campana de Gauss con los Hongos Tibetanos

Casi puedo imaginar lo que puedes estar pensando ¿Qué tiene que ver esto con los Hongos Tibetanos? La respuesta es simple.

Lo que representa este gráfico es cómo se distribuyen los datos normales de una muestra al azar respecto de un criterio, el cual puede resumirse en una pregunta: “¿Qué tan bien le ha hecho a tu salud el consumo de Hongos Tibetanos?”

Si la respuestas posible son: “Excelente”, “Muy Bien”, “Bien”, “No he notado la diferencia”. Lo probable es que un 20% de las personas describan resultados excelentes, un 60% concentrará las opciones centrales “Muy bien” o “Bien”, mientras que habrá un 20% que no notará efectos favorables.

Por qué sucede esto

Esta distribución puede explicarse en el hecho que ningún organismo es igual a otro. Todos somos diferentes en aspecto y también en la forma en que nuestra fisiología responde a cualquier estímulo. Esta condición es el resultado de la enorme variabilidad genética que se produce de una generación a otra.

Por esta razón, se cumple aquella máxima que dice que aquello que es bueno para unos, no necesariamente es bueno para otros.

En el caso de los Hongos Tibetanos vemos cómo se cumple esta premisa. La mayoría presenta resultados positivos, pero una minoría en un extremo presenta resultado extraordinario, como hay otro mínimo en el otro extremo que no presenta resultado ninguno.

Esto representa una enorme satisfacción para aquellas personas que han mejorado su salud, pero qué hay de aquellos que deseando mejorar su salud no han encontrado resultado alguno.

Qué hacer cuando no hay resultados visibles

Para muchas personas los Hongos Tibetanos ha sido su primera experiencia con las terapias naturales para alcanzar un estado de salud verdaderamente favorable. Pero, como hemos visto, hay algunas personas que no se han podido beneficiar de este don.

Es necesario, en particular en estos últimos casos, que se comprenda que las terapias naturales implican un campo extraordinariamente amplio. De hecho, son reconocidas por la Organización Mundial de la Salud, institución que recomienda su uso en toda América Latina.

Es por esta razón que en las próximas entradas, compartiremos con ustedes experiencias con otras terapias naturales cuyo fundamento es la desintoxicación del organismo para que recuperado el equilibrio perdido y restaurado el Sistema Inmunológico, se inicie el proceso de autosanación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>